Seguro que sí, pero Rafa Nadal es un número uno del tenis porque entrena todos los días. Mirar para dentro, chequear tu energía, transformarla si no te está ayudando y ver qué está tapando tu humor es un trabajo que vas a tener que hacer siempre. No somos máquinas, por eso necesitamos entrenar todos los días.